21 feb. 2015

Cheesecake de Oreo

Quien me conoce bien, sabe que me encantan las tartas de queso, y siempre ando buscando recetas que almaceno como joyas esperando a tener un ratito y una buena excusa para hacerlas! He leído varias recetas de Cheesecekes de Oreo, y siempre trato de elegir la que más buena pinta me tiene. Esta es del libro de Alma Obregón Objetivo: "tarta perfecta". Tenéis que probarla!



 


Ingredientes
 (para un molde desmontable alto de 18 cm de diámetro)
 
100 gr de galletas Oreo
25 gr de azúcar
50 gr de mantequilla
 
Para el relleno:
300 gr de queso crema (tipo Philadelphia)
250 gr de Mascarpone
160 gr de azúcar
1 cucharada de harina
3 huevos M
50 ml de nata para montar
10 galletas Oreo en trocitos
 
Para la decoración:
200 ml de nata para montar
azúcar al gusto
galletas Oreo
 
Elaboración
 
Precalentar el horno a 180º y engrasar el molde con un poco de mantequilla.
 
Triturar las galletas hasta que parezcan pan rallado. Mezclar con la mantequilla fundida y el azúcar y cubrir la base del molde haciendo una capita uniforme con la mezcla. Meter en la nevera para que se endurezca.
 
Para el relleno, batir los dos quesos con el azúcar y la harina hasta lograr una mezcla homogénea. Incorporar los huevos uno a uno. No echar el siguiente hasta incorporar bien el anterior. Añadir la nata y las Oreo en trocitos y mezclar para que las galletas se repartan bien por toda la mezcla. Verter en el molde.
 
Hornear durante 15 minutos a 180º y luego a 120º durante 1 hora o una hora y 10 minutos, o hasta que veamos que se ha cuajado y quede el centro un poco húmedo.
 
Sacar del horno y una vez esté a temperatura ambiente, pasar un cuchillo por el molde, sin desmoldar, sólo para evitar que se agriete. Meter en la nevera unas 6 horas o de un día para otro.
 
Al día siguiente, decoramos con la nata montada. Podemos ayudarnos de una manga pastelera. Se pueden colocar las Oreo enteras encima o rallar alguna y espolvorear por encima.
 
Querréis encontrar alguna ocasión especial para volverla a hacer! Os va a encantar! Y es una receta rápida y súper fácil!

Moussaka griega

Mmmmm.... Qué recetón! Me encantó... y estoy esperando una buena ocasión para volver a hacerla. Recuerdo ese día con mucho cariño y en muy buena compañía. El toque de las especias es espectacular. Le da un sabor único! La receta es de Food & Cook. Visitad este sitio porque no tiene desperdicio y tiene recetas súper buenas.

 
Ingredientes
 
1 kg de berenjenas
2 cebollas grandes
3 dientes de ajo
750 gr de carne picada de cordero o ternera
400 gr de tomate triturado
1/2 vaso de vino tinto o blanco
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de menta o hierbabuena
sal
pimienta
queso para gratinar y queso feta
 
Para la bechamel:
100 gr de harina
100 gr de mantequilla
800 ml de leche
nuez moscada
sal
pimienta
 
Elaboración
 
Cortar las berenjenas en rodajas gruesas, de unos 6-8 mm de grosor. Una vez cortadas, colocar en un bol, añadir sal y dejar reposar 30 minutos para que pierdan amargor y parte del agua. Poner las berenjenas en agua fría unos minutos, escurrir y secar con papel absorbente.
 
Hay dos opciones: freír o asar las berenjenas. Si se fríen, ponemos abundante aceite en una sartén y se fríen hasta que estén doradas. Para asarlas se ponen en la bandeja del horno, engrasándola un poco con aceite y dejamos que se doren en el horno a 200º. En mi caso, esta vez opté por freír, sólo porque era domingo... jejej. Y la verdad, no sé cómo quedará la receta al horno. En la sartén quedó buenísima, eso sí, me hinché a escurrir el aceite de las berenjenas en papel absorbente, así que la próxima vez habrá que hacer el experimento haciendo la berenjena al horno, a ver qué tal...
 
Una vez esté la berenjena, poner en una sartén un poco de aceite y cuando esté caliente echar el ajo picado. Cocinar hasta que cambie de tono. Añadir entonces la cebolla en trozos pequeños y freír hasta que tenga un tono dorado. Añadir la carne picada, la sal y la pimienta y la canela al gusto, y dejar cocinar a fuego medio 10 minutos. Añadir el tomate triturado y la menta o hierbabuena y dejar cocinar otros 5 minutos. Añadir el vino y cocinar hasta reducir y que no quede aguado, unos 15 minutos aproximadamente.
 
Para la bechamel, poner en un cazo a fuego medio la mantequilla, derretir y añadir la harina. Dejar cocer 30-40 segundos, removiendo con cuchara de madera hasta que tenga un color amarillo pálido. Incorporar la leche caliente, la sal, la pimienta y la nuez moscada y seguir batiendo hasta que tenga un aspecto más homogéneo y sedoso. Si quedan grumos se puede batir con la batidora.
 
Engrasar la fuente de horno con aceite y poner una capa de berenjenas y otra del preparado de carne. Repetir de nuevo y finalmente cubrir con la bechamel y el queso rallado.
 
Poner la fuente en el horno, precalentado a 200º y dejar hornear 30 minutos. Si el queso no se ha dorado, poner el grill unos minutos más.
 
Que aproveche!


Bizcocho del Padre Pío

Esta receta la encontré en el blog de Kanela y Limón, buscando recetillas curiosas... Y me picó la curiosidad. Lo mío fue todo un acto de Fe, pero en mi constancia y paciencia para poder hacerlo. Y esque es una receta que se elabora en 10 días! Con lo impaciente que soy yo, que me pongo de cuclillas enfrente del horno a mirar cómo suben las muffins o cómo se expanden tan poquito a poco las galletas de mantequilla... ¿Podría hacer esta receta sin abandonarla? Pues sí. Si queréis entrenar la fe en vuestra constancia y paciencia y observar que es verdad aquello de que "todo llega"... aquí os dejo la receta. Si queréis saber más sobre la receta del bizcoho del Padre Pío, lo encontraréis en el blog de donde la saqué.
 
 

Ingredientes para la masa madre
 
1 vaso de harina
1 vaso de leche
1/2 vaso de azúcar
1/2 sobre de levadura
 
Elaboración
 
Mezclar todos los ingredientes en un bol con cuchara de madera. Tapar con un trapo y no tocar hasta el día siguiente.
DÍA 1: Añadir un vaso de harina y un vaso de azúcar. No mezclar. Tapar hasta el día siguiente.
DÍA 2: Mezclar con una cuchara.
DÍAS 3 y 4: No se toca!!
DÍA 5: Añadir un vaso de leche, otro de harina y otro de azúcar. No mezclar.
DÍA 6: Mezclar todo.
DÍAS 7, 8 y 9: No se toca!!
DÍA 10: Se retiran tres vasos de la mezcla y se añaden 2 vasos de harina, 1 vaso de aceite, 1 vaso de azúcar, 1 vaso de leche, 1 vaso de frutos secos, 1 sobre de levadura, 2 huevos, 1 manzana en trozos, 1 pizca de sal, 1 pizca de vainilla y 1 pizca de canela. Se mezcla todo con cuchara y se lleva al horno previamente precalentado a 160º durante al menos 1 hora.
 
Nota: no se tiene que conservar en la nevera durante los días de preparación. La los tres vasos que se separan de la mezcla son para dárselos a tres personas para que lo elaboren, es la masa madre.
 
Feliz espera!!
 


14 feb. 2015

Toll House Chocolate Chip Cookies

Madre míaaa!! Hay tantas recetas de cookies que nunca sabes cuál será mejor... Y cuando no tienes mucho tiempo para cocinar lo que te gustaría intentas buscar la mejor de la mejor. Esta no os decepcionará. Es de Ruth Wakefield, y la encontré en El rincón de Bea. Siempre me dan confianza sus recetas. Sólo puede salir algo bueno!



 
Ingredientes
 
300 gr de harina de trigo
1 teaspoon de bicarbonato
1 teaspoon de sal
250 gr de mantequilla sin sal
150 gr de azúcar
150 gr de azúcar moreno
2 huevos L
1 teaspoon de esencia de vainilla
340 gr de pepitas de chocolate semiculces (Toll House)
100 gr de nueces picaditas
 
Preparación
 
Mezclar la harina, el bicarbonato y la sal. Tamizar y reservar.
Batir la mantequilla con los dos azúcares durante unos 3 minutos hasta obtener una mezcla suave y cremosa. En el último momento añadir la vainilla.
 
Añadir uno a uno los huevos, batiendo cada vez. Incorporar la harina en dos veces, sólo hasta integrar, sin sobrebatir. Mezclar las pepitas y las nueces con espátula hasta repartir de forma uniforme.
 
Dejar reposar en la nevera un mínimo de 12 horas.
 
Precalentar el horno a 190º. Con una cuchara de helado de unos 4 cm colocar las bolas de masa en la bandeja de horno. Se pueden colocar directamente, sin necesidad de utilizar papel de horno. Al hornear, hay que tener en cuenta que se expanden un poco, así que hay que dejar separación entre ellas. Hornear de 8 a 10 minutos.
 
Dejar reposar un par de minutos al sacarlas del horno, y pasar despúes a una rejilla.
 
Os van a encantar!! Repetiréis seguro!
 

 


Pastas de canela

Unas pastitas muy socorridas y con un saborcillo a canela que siempre le gusta recordar una y otra vez a tu paladar. No sé de dónde saqué la receta, pero las he hecho varias veces y siempre salen muy ricas...




 
Ingredientes
 
400 gr de harina de repostería
150 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
190 gr de azúcar
2 huevos
2 cucharaditas de levadura
2 cucharaditas de canela
2 cucharaditas de esencia de vainilla
 
Preparación
 
Precalentar el horno a 180º.
 
Mezclar la mantequilla a temperatura ambiente, los huevos, la canela, el azúcar y la vainilla y batir hasta que quede una mezcla cremosa y homogénea.
 
Añadir la harina poco a poco y mezclar hasta obtener una masa como de plastilina.
 
Amasar un poco la masa sobre el banco de cocina. Coger porciones y darles forma de bolita, de unos 5 cm de diámetro, aunque se pueden hacer más grandes si se prefiere, con lo que habrá que dejar unos minutitos más de horneado. Aplastar un poco presionando entre las palmas de las manos.
 
Colocar sobre la bandeja del horno, sin necesidad de engrasar en principio, puesto que llevan suficiente mantequilla para que no se peguen. Introducir en el horno unos 10 minutos, hasta que se doren, pero no demasiado para evitar que se endurezcan.
 
Se deshacen en la boca prácticamente. Si se hornean lo justo tienen una textura muy agradable, levemente crujiente. Y ese saborcito a canela...Mmmmmm!